jueves, 8 de mayo de 2008

Proponen dar Viagra a adultos mayores

Con la finalidad de disminuir la tristeza en adultos mayores, el diputado priísta Tonatiuh González Case informó que presentará una iniciativa de ley para que los ancianos reciban una dotación de cuatro pastillas de Viagra cada mes y así combatir la disfunción eréctil. Con este medicamento, que en el mercado tiene un costo de 129 a 150 pesos, el legislador pretende que el gobierno del Distrito Federal esté obligado a entregarlo gratuitamente para estimular la vida sexual y mejorar la calidad de vida de este sector de la población. “La actividad sexual produce endorfinas en el organismo, sustancia que ayuda a que el sistema inmunológico incremente su capacidad de respuesta para combatir infecciones o depresiones. Además, permite al organismo responder de manera adecuada a terapias y tratamientos”, dijo. Incluso, recordó que actualmente en la alcaldía de Lo Prado, en Chile, el gobierno repartirá a mil 500 adultos mayores cuatro pastillas mensuales de sildenafil —principal componente del Viagra y de menor costo—, previo chequeo médico para evitar contraindicaciones. “No es una propuesta descabellada ni una ocurrencia del momento. Presentaré la ley a finales de mayo durante el periodo extraordinario de sesiones en la Asamblea Legislativa”, insistió. Sin embargo, especialistas médicos aseguran que este medicamento no debe ser utilizado por hipertensos y enfermos cardiacos. En su propuesta de iniciativa Ley de Acceso a una Vida de Calidad de los Adultos Mayores del Distrito Federal, también destaca que los familiares que no cuiden a sus adultos mayores serán acreedores a sanciones como una amonestación, una multa de 200 a 500 días de salario mínimo y trabajo en beneficio del afectado, sentencia que podrá dictar un juez de lo familiar. Consideró que una persona mayor requiere contar con ingresos económicos suficientes, salir, no sentirse sola, ser tomada en cuenta, respetada, convivir de manera permanente con su familia y utilizar de manera positiva y creativa el tiempo libre disponible. Propone crear asilos públicos que estén a cargo del gobierno y que reciban, en caso de tener gastos imprescindibles y de manera urgente, un apoyo económico, que no forma parte del apoyo gubernamental que obtienen de 780 pesos mensuales. Otro de los aspectos incluidos en esta iniciativa es la de crear la figura de Supervisores Familiares, que serán trabajadores sociales del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia DIF.